Páginas de EL MEGÁFONO

martes, 18 de febrero de 2014

Salvavidas ortográficos


Llueven jugos por montón




El pasado 11 de febrero llovieron jugos por primera vez en el Centro Comercial Hacienda Santa Bárbara. “Lluvia de jugos” de Andrés® es el nuevo concepto de esta Nave, que pretende dar a conocer la parte saludable y natural de la marca.

Jugos, cholados, luladas, champús, guanabanadas, ensaladas de frutas y otras delicias de este tipo son las que se ofrecen en este punto ubicado en la plazoleta de comidas del tradicional centro comercial y estratégicamente situado en la parte de abajo de La Plaza de Andrés que lleva aproximadamente cuatro meses embelesando y enamorando a los visitantes de este lugar con sus apetitosos manjares.  


Además de estas deliciosas bebidas también podrás encontrar cuatro tipos de sánduches –jamón y queso, jamón, queso paipa y pernil de cerdo– que se convertirán en el acompañante perfecto de estos elixires naturales.

Por ahora este nuevo formato se manejará como una isla más de La Plaza de Andrés, la misma que se encuentra a unos cuantos metros. La idea es poder brindarles a los comensales una experiencia diferente para que disfruten este nuevo invento de Andrés y llenen su corazón de felicidad y su paladar de infinito sabor. 


Un premio extremo

Los aventureros y osados brigadas de cocina en Andrés D.C. fueron premiados por su creatividad, puesta en escena y sensualidad en la pasada fiesta de Jalogüin “Andrés de Sade”. 

Con trajes negros, trusas, acabados en cuero y máscaras de gas, los intrépidos brigadas hicieron que cada delicia del Paraíso Urbano se convirtiera en un performance para nuestros visitantes, quienes realmente disfrutaron de cada plato al que se agregaba la presencia de estos sensuales acompañantes.


Después de múltiples opiniones, los sádicos brigadas de cocina se ganaron el premio mayor: viajar a Tobia para practicar deportes extremos. Entre ellos el canotaje, en el que no les fue nada mal, pues demostraron su fuerza y empuje, la misma que hacen ver en el Paraíso Urbano de Andrés D.C. Al evento también fueron invitadas Alia Chaparro y Natalia Montaño, quienes bailaron en la pista de Infierno embelesando con movimientos sensuales a todos los asistentes a “Andrés de Sade”.


Los ilustrísimos tripulantes se deleitaron con desayuno, almuerzo y mucho trabajo en equipo, se integraron y le dieron un respiro a la cotidianidad. Este tipo de eventos generan una motivación especial al buen trabajo y la excelencia en nuestro Hogar Encendido.


A comer se dijo en ADC



Los tripulantes de Andrés D.C. ya pueden comer a gusto las delicias que el horno encendido del Paraíso Urbano prepara para ellos, pues la obra que duró aproximadamente 6 meses, culminó con un espacio de reunión acogedor para toda la operación y administración del punto, el comedor de D.C.

Nos cuenta Diego Gelvez, fiel testigo del proceso de construcción de este espacio, que el equipo administrativo seguirá trabajando para que la experiencia de los colaboradores dentro de los muros de concreto del concepto citadino de Andrés®  sea única y los acerque más a la cultura de servicio que es el motor de la Nave.

El comedor, que por ahora se llama Ramona, alusivo al primer merendero para tripulantes en Chía, le dará silla, sopa y seco a más de 100 colaboradores diariamente de lunes a domingo. Además los colaboradores podrán tener su merienda de descanso, llamada onces en Andrés D.C. en las amplias instalaciones del comedor, que lleno de luz y amor los esperará con las puertas abiertas de par en par todos los días.

Próximamente se hará un concurso para ponerle el nombre al comedor de Andrés D.C. así que pendientes, usted puede ser participe y disfrutar de una deliciosa sorpresa.

Crediandrés en todos los puntos de la Nave




Desde ahora todos los tripulantes podrán hacer uso de su carné institucional para pagar algún antojito que se quieran dar en cualquiera de los puntos de Andrés®, contando todos los Andrés Exprés.

Las delicias de esta Casa no solo enamoran los paladares de los comensales sino también el de sus tripulantes, quienes regularmente se ven tentados a deleitarse con una arepita de chócolo, una empanada, un patacón con queso y hogao entre otros manjares que seducen nuestro apetito.

Andrés Exprés se ha ido expandiendo por todos los puntos cardinales de Bogotá para complacer y satisfacer los antojos de todos los capitalinos, sin embargo, nuestro alcance era limitado puesto que no teníamos el beneficio de pagar con el carné (y que los descontaran por nómina) en todos los puntos.

Ahora podemos hacerlo. Se validaron y se habilitaron los lectores de código de barras en todos los Andrés Exprés para el pago con carné. Pero ¡ojo! en todos no aplica el descuento. Los puntos de Hacienda Santa Bárbara y el Contenedor de la 93 son los únicos en los que está autorizado el descuento del 20%, en los demás se aplican los precios al 100%.

Ten en cuenta cómo funciona crediandrés:

1. Para comprar un producto o gozar de un servicio se debe pasar el carné por el código de barras del sistema casino o en la respectiva caja, donde se imprimirá una factura o vale que será el soporte para gozar del producto o servicio.

2. Cada operación que se realice con el carné, queda registrado en una base de datos, donde se podrá consultar quien lo usó, fecha, hora y lugar donde se realizó.

3. El uso del crediandrés se debe hacer únicamente en horas no laborales o recesos autorizados.

4. Por el bienestar de los colaboradores se asignarán cupos, los cuales podrán ser modificados por la Administración en cualquier momento.